El Tribunal de Justicia de la Unión Europea aborda la desreferenciación de motores de búsqueda en la sentencia Landmark

The Court of Justice of the European Union concludes that, currently, there is no obligation under EU law, for a search engine operator who grants a request for de-referencing made by a data subject, as the case may be, following an injunction from a supervisory or judicial authority of a Member State, to carry out such a de-referencing on all the versions of its search engine.

en flag
nl flag
fr flag
de flag
pt flag
es flag

Anuncio de prensa del Tribunal de Justicia de la Unión Europea

Sentencia en el asunto C-507/17, Google LLC, sucesora de Google Inc. contra Comisión Nacional de la Informatique et des Libertés (CNIL)

El operador de un motor de búsqueda no está obligado a realizar una desreferenciación en todas las versiones de su motor de búsqueda. Sin embargo, es necesario llevar a cabo la supresión de referencias sobre las versiones correspondientes a todos los Estados miembros y adoptar medidas que disuadan a los usuarios de Internet de acceder, desde uno de los Estados miembros, a los enlaces en cuestión que aparecen en las versiones de dicho motor de búsqueda fuera de la UE.

Mediante sentencia de 10 de marzo de 2016, el Presidente de la Commission nationale de l'informatique et des libertés (Autoridad Francesa de Protección de Datos, Francia) (en lo sucesivo, «CNIL») impuso una sanción de 100 000 euros a Google Inc. debido a la negativa de dicha empresa a aplicarla a todos sus extensiones de nombre de dominio del motor de búsqueda.

Google Inc., habiendo recibido el aviso formal de la CNIL el 21 de mayo de 2015 para aplicar la desreferenciación a todas las extensiones, se había negado a hacerlo y se había limitado a eliminar los enlaces en cuestión sólo de los resultados mostrados tras las búsquedas realizadas desde los nombres de dominio correspondientes a las versiones de su motor de búsqueda en los Estados miembros. Google Inc. solicitó al Consejo de Estado (Consejo de Estado, Francia) que anulara la decisión de 10 de marzo de 2016. Considera que el derecho a anular la referencia no exige necesariamente que los enlaces en cuestión se eliminen, sin limitación geográfica, de todos los nombres de dominio de su motor de búsqueda.

El Consejo de Estado ha planteado varias cuestiones prejudiciales al Tribunal de Justicia con el fin de determinar si las normas del Derecho de la UE relativas a la protección de datos personales (1) deben interpretarse en el sentido de que, en caso de que un operador de motores de búsqueda conceda una solicitud de desreferencia, que el operador está obligado a efectuar la anulación de la referencia de todas las versiones de su motor de búsqueda o si, por el contrario, sólo está obligado a hacerlo en las versiones de dicho motor de búsqueda correspondientes a todos los Estados miembros o únicamente en la versión correspondiente al Estado miembro de residencia de la persona beneficiándose de la anulación de referencias.

En la sentencia de hoy, el Tribunal de Justicia comienza recordando que ya ha declarado (2) que el operador de un motor de búsqueda está obligado a suprimir de la lista de resultados que aparece tras una búsqueda realizada sobre la base del nombre de una persona enlaces a páginas web publicadas por terceros y que contengan información relativa a dicha persona, también en el caso de que dicho nombre o información no se borre de forma previa o simultánea de dichas páginas web, e incluso, en su caso, cuando su publicación en sí misma en dichas páginas sea lícita.

El Tribunal de Justicia recuerda, a continuación, que el establecimiento de Google Inc. en territorio francés lleva a cabo actividades, incluidas las comerciales y publicitarias, que están indisolublemente vinculadas al tratamiento de datos personales llevado a cabo para el funcionamiento del motor de búsqueda de que se trate y, en segundo lugar, que El motor de búsqueda, habida cuenta, entre otras cosas, de la existencia de pasarelas entre sus distintas versiones nacionales, debe considerarse que realiza un único acto de tratamiento de datos en el contexto de las actividades del establecimiento francés de Google Inc.. Por lo tanto, esta situación entra en el ámbito de aplicación de la legislación de la UE en materia de protección de datos personales.

El Tribunal subraya que, en un mundo globalizado, el acceso de los usuarios de Internet —incluidos los de fuera de la UE— a la referencia de un enlace relativo a la información relativa a una persona cuyo centro de intereses esté situado en la UE puede tener efectos inmediatos y sustanciales en dicha persona dentro de la UE a fin de que una desreferenciación mundial cumpliera plenamente el objetivo de protección mencionado en la legislación de la UE. Sin embargo, afirma que numerosos terceros Estados no reconocen el derecho a la desreferencia o adoptan un enfoque diferente respecto de ese derecho. El Tribunal añade que el derecho a la protección de los datos personales no es un derecho absoluto, sino que debe considerarse en relación con su función en la sociedad y equilibrarse con otros derechos fundamentales, de conformidad con el principio de proporcionalidad. Además, es probable que el equilibrio entre el derecho a la privacidad y la protección de los datos personales, por una parte, y la libertad de información de los usuarios de Internet, por otra, varíe considerablemente en todo el mundo.

Sin embargo, de los textos jurídicos no se desprende que el legislador de la UE haya logrado tal equilibrio en cuanto al ámbito de aplicación de la referenciación fuera de la UE, ni que haya optado por conceder un ámbito de aplicación a los derechos de las personas que vayan más allá del territorio de los Estados miembros. Tampoco se desprende de esos textos que hubiera tenido la intención de imponer a un operador, como Google, una obligación de desreferenciación que afecta también a las versiones nacionales de su motor de búsqueda que no corresponden a los Estados miembros. Además, la legislación de la UE no prevé instrumentos y mecanismos de cooperación en lo que respecta al alcance de una anulación de referencias fuera de la UE.

Así pues, el Tribunal de Justicia concluye que, en la actualidad, el Derecho de la UE no tiene la obligación de que un operador de motores de búsqueda que conceda una solicitud de anulación de referencias presentada por un interesado, según el caso, a raíz de un requerimiento de una autoridad supervisora o judicial de un Estado miembro, lleve a cabo dicha anulación en todas las versiones de su motor de búsqueda.

No obstante, el Derecho de la UE exige que el gestor de motores de búsqueda lleve a cabo dicha referenciación en las versiones de su motor de búsqueda correspondientes a todos los Estados miembros y adopte medidas suficientemente eficaces para garantizar la protección efectiva de los derechos fundamentales del interesado. Así pues, dicha supresión debe ir acompañada, en su caso, de medidas que impidan efectivamente o, como mínimo, disuadan seriamente a un usuario de Internet que realice una búsqueda desde uno de los Estados miembros basada en el nombre del interesado, a través de la lista de resultados que se muestra a continuación esa búsqueda, a través de una versión de ese motor de búsqueda fuera de la UE, a los enlaces que son objeto de la solicitud de anulación de referencias. Corresponde al órgano jurisdiccional nacional comprobar si las medidas adoptadas por Google Inc. cumplen dichos requisitos.

Por último, el Tribunal de Justicia señala que, si bien el Derecho de la UE no exige actualmente que se lleve a cabo una anulación de referencias en todas las versiones del motor de búsqueda, tampoco prohíbe tal práctica. Por consiguiente, las autoridades de los Estados miembros siguen siendo competentes para ponderar, a la luz de las normas nacionales de protección de los derechos fundamentales, el derecho de un interesado a la intimidad y a la protección de los datos personales que le conciernen, por una parte, y el derecho a la libertad de información, sobre la y, tras ponderar esos derechos entre sí, ordenar, en su caso, al operador de dicho motor de búsqueda que lleve a cabo una anulación de referencias respecto de todas las versiones de dicho motor de búsqueda.

NOTA: La petición de decisión prejudicial permite a los órganos jurisdiccionales de los Estados miembros, en los litigios que se les hayan planteado, plantear al Tribunal de Justicia cuestiones relativas a la interpretación del Derecho de la Unión Europea o a la validez de un acto de la Unión Europea. El Tribunal de Justicia no resuelve el litigio por sí mismo. Correcía al órgano jurisdiccional nacional resolver el asunto de conformidad con la decisión del Tribunal de Justicia, que es igualmente vinculante para otros órganos jurisdiccionales nacionales ante los que se plantee una cuestión similar. Documento no oficial para uso de los medios de comunicación, no vinculante para el Tribunal de Justicia.

(1) Directiva 95/46/CE del Parlamento Europeo y del Consejo, de 24 de octubre de 1995, relativa a la protección de las personas físicas en lo que respecta al tratamiento de datos personales y a la libre circulación de estos datos (DO L 281, p. 31) y Reglamento (UE) 2016/679 del Parlamento Europeo y del Consejo, de 27 Abril de 2016 relativa a la protección de las personas físicas en lo que respecta al tratamiento de datos personales y a la libre circulación de estos datos y por la que se deroga la Directiva 95/46 (Reglamento general de protección de datos) (DO 2016 L 119, p. 1, y corrección de errores DO 2018 L 127, p. 2).

(2) Caso: C-131/12 Google Spain y Google véase el comunicado de prensa 70/14. www.curia.europa.eu

Copia completa del Tribunal de Justicia de la Unión Europea Comunicado de Prensa N° 112/19, 24 de septiembre de 2019

Tribunal de Justicia de la Unión Europea Comunicado de prensa nº 112:19 — 092419

Lectura adicional

InFocuria Jurisprudencia - Caso 507/17 - Sentencia - 24 de septiembre de 2019

InFocuria Jurisprudencia - Caso 507/17 - Dictamen - 10 de enero de 2019

InFocuria Jurisprudencia - Caso 507/17 - Solicitud - 29 de septiembre de 2019

Fuente: ComplexDiscovery